Se puede viajar embarazada

Se puede viajar embarazada

Se puede viajar embarazada. Viajar es un placer, pero para las mujeres embarazadas, se puede convertir en una pesadilla si no se toman las medidas oportunas. Para que no ocurra esto y disfrutes de tu viaje, te dejamos algunos de los consejos básicos que debes poner en práctica desde ya mismo.

Si estás pensando en viajar, dejando aparte los dos últimos meses de embarazo, que son los más problemáticos, si piensas hacerlo, sepas que se puede viajar embarazada, pero se recomienda no estar más lejos de dos horas de donde se va a realizar el parto, dado que, cuando se está en esta gestación tan avanzada, obviamente es más complicado e incómodo viajar, (luego cuanto más cerca mejor).

Se puede viajar embarazada
Se puede viajar embarazada

Se puede viajar embarazada

Por otro lado, si se trata de un embarazo de riesgo, ( donde decidirá nuestro médico) para evitar problemas, anular cualquier tipo de viaje, por lo contrario, si nos encontramos en condiciones físicas no tenemos el porque prohibirnos algún que otro viaje o unas merecidas vacaciones. Es por ello, que queremos que sigáis unos básicos y sencillos pasos, para que el viaje sea más agradable.

Lo primero, es mentalizarnos de que estamos embarazadas, no enfermas y por lo tanto, se puede viajar estando embarazada, no se nos puede negar una cosa tan sencilla como viajar. Dicho esto, tampoco podemos tomarnos a broma lo que vamos a realizar y seguiremos algunos de estos pasos:

Antes de salir de casa, lo ideal sería realizar una lista con los pros del viaje, y otra con los contras. En ellas, desde ver donde esta el hospital más cercano ( por ejemplo, que no haya buena infrastructura médica seria para ponerlo en la lista de contras ). Si vamos a conducir nosotras o no, miraremos el tipo de carretera por la que vamos a circular, en que condiciones está,  etc.

Como norma imprescindible y muy aconsejable es hablar con nuestro médico de esta salida y tener en cuenta todas las recomendaciones para embarazadas (sobre este estado) que nos aconseje, y en todo momento, hacer caso en todo lo que nos diga. Esto nos hará estar más tranquila y segura de nuestro viaje. Llevar anotados los servicios médicos de donde vamos, (nuca se sabe si nos van a hacer falta)  llevar nuestras recetas en caso necesario y estudiar bien el sitio donde vamos que tenga todas las condiciones necesarias.

El destino es otro punto a considerar, si podemos evitar viajes largos, mejor que mejor. Porque como decíamos antes, a partir del séptimo mes, nos va a estar casi vetado el volar, pero antes no. Por lo tanto, aprovecharemos estos meses para poder ir donde queramos. Se recomiendan sitios soleados y cerca del mar, pero en los que podamos refugiarnos del sol, que en exceso no es bueno para una embarazada. Sitios donde podamos pasear, que es muy bueno para nuestra circulación.

Viajar estando embarazada
Viajar estando embarazada

Deberemos evitar los sitios excesivamente calurosos, ya que como embarazadas, solemos transpirar más y se suelen dilatar los vasos sanguíneos, por lo que se añadiría el problema en los sitios con exceso de calor, del dichoso síndrome de piernas pesadas. Vigilemos nuestra correcta hidratación. Un sitio ideal, sería donde poder pasear cómodamente, tomar el sol, con agua cerca para poder bañarnos ( el mejor deporte para una embarazada), y a su vez, podernos refugiar con facilidad del sol para evitar las posibles manchas de sol que solemos padecer algunas embarazadas por mala exposición ante los rayos del sol.

Claro esta, podemos usar distintos medios de transporte. El avión como decíamos, viajar estando embarazada esta desaconsejado e incluso prohibido en algunas compañías a partir del séptimo mes, es más, algunas te van a pedir algún certificado médico, indicando la fecha de parto aproximada, (como medida de seguridad). Si al final es el avión el método elegido, es importante mirar y averiguar si en tu compañía de seguros está la cobertura del seguro de viaje para embarazadas, ya que están pensadas especialmente para ello. No olvides, que debes recordar dar pequeños paseos ( siempre que sea posible, ya que todo el viaje sentada será insufrible) para estirar las piernas y beber mucha agua, ya que al estar en una atmósfera con un aire acondicionado, este ambiente será muy seco.

Viajar en coche embarazada, puedes conducir sin problemas, pero procura hacer paradas cada dos horas como máximo, ya que lo vas a necesitar de ir tanto tiempo sentada, debes hacer circular la sangre por tus piernas. Si es lo contrario, y vas de acompañante es mejor sentarse detrás, no de copiloto, irás mas cómoda, y recuerda que en la colocación del cinturon de seguridad embarazada, este debe ir colocado por debajo de nuestra barriga. Se recomienda en los viajes de automóvil, usar vías principales, evitando las carreteras nacionales o con muchas curvas.

El tren es otro medio de transporte muy recomendable, ya que puedes pasear, es tranquilo y muy cómodo para las embarazadas. Teniendo en contra el barco, puesto que es el sistema de viaje que menos se recomienda, tanto por el inconveniente de que te puedes marear cuando navegue, como que puedes arriesgarte a qu vas a estar sin probablemente la infraestructura médica necesaria en caso de complicaciones.

Como hemos visto, se puede viajar embarazada y esperamos que disfrutéis de vuestro viaje con estos sencillos consejos tan imprescindibles que os hemos dejado, y sobre todo, tener en cuenta como decíamos antes, todas las pautas a seguir de vuestro médico, todas ellas muy importantes para ti, sin necesidad de que te preocupes ni un momento de tus estupendas vacaciones.

Deja una respuesta